The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: ¿Cómo escribir una novela de terror?

¿Cómo escribir una novela de terror?

¡Hola queridos Wattvengers! Pues ya saben estamos en fechas cercanas a Halloween y todo lo que eso conlleva, pues que mejor que dejar unos concejos para quienes quieren comenzar a escribir sobre este genero literario: El terror

Bien, para escribir sobre este genero hay que tener en cuenta varias cosas, pero la que yo indicaría como principal es: NO confundirlo con otros géneros como por ejemplo, el gore. Explico; en un relato de terror no es necesario poner más de mil muertes, mutilaciones, decapitaciones y otras tantas formas de tortura porque al hacer esto, escribimos más bien gore, si bien estas dos puede que se lleven de la mano, más no es lo mismo ya que el gore va más orientado a una perspectiva trivializante, con el fin de 
recrear escenas de sangre y de violencia. Entonces, ¿sobre qué puedes escribir para que sea una novela de terror?
Fácil, este genero literario es caracterizado por seres horrorosos, fantasmas, monstruos, alucinaciones, muertos que resucitan para vengarse. 

También podemos encontrar estos relatos o novelas divididos en temas, lo más comunes o bien, lo que caracterizan al genero son:




  1. Muerte: Pero, repito no estamos hablando de desmembramientos sino más bien de lo que ocurre después de la muerte, ya sean fantasmas o los famosos no muertos
  2. Encarnación del mal: en esto es usual encontrar temáticas sobre seres espectrales que se apoderan de un cuerpo humano o se manifiestan. Hablamos ya sea de demonios, el diablo; cosas por ese estilo
  3. El inconsciente:  Hablar de miedo significa hablar de la mente, que es su motor y una mente que puede trastornarse por los efectos del terror y conducir al individuo hasta los límites de la locura. Aquí podemos dividirlo en sub-temas como: El doble, que plantea el pánico de nuestro personaje ante la presencia de otro el que reposa en su mente, también podríamos llamarlo también un álter-ego. Y, la experimentación hipnótica que es la que muestra la obsesión de experimentar, haciendo así que la literatura incorpore al científico loco, que es capaz de crear seres horrorosos o deformes

Ya que tenemos un tema, pasemos a lo siguiente: La ambientación.
Los ambientes más característicos para escribir una novela de terror son: Los bosques sombríos y profundos o en grandes casas o mansiones victorianas, algunas veces en ruinas, donde los fantasmas caminan a sus anchas por tapizadas habitaciones, pasadizos secretos, oscuras buhardillas y húmedos sótanos.
No podemos olvidar el famoso castillo en ruinas de la novela y el cuento gótico, situado en inhóspitos parajes desolados y rodeados de una especie de permanente neblina que ambienta lúgubremente la acción.
En general, podemos concluir que los escenarios más utilizados son aquellos en donde es más difícil conocer. Es decir, el miedo más intenso es el miedo a lo desconocido, por tanto, elementos que impidan conocer tales como la oscuridad, la niebla, la lejanía, la inmensidad, serán constantes en los escenarios donde se desarrollen los relatos.

Narración: 
Una de las formas más directas para reproducir un ambiente que transmita las emociones deseadas se consigue mediante un narrador protagonista de los hechos, que relata en primera persona. Al identificarse las funciones de narrador y protagonista, la historia resulta creíble para el lector, que no desconfía de la veracidad de los acontecimientos contados por quien los ha vivido.

Otro punto que puede ayudarnos en la hora de escribir terror es: la incertidumbre del desenlace ¿A qué me refiero? a los finales abiertos; para esto la historia debe haber estado desarrollada sin muchas explicaciones a lo ocurrido, no me refiero tampoco a que dejes la historia sin pies ni cabeza, no, solo lo necesario para que el final abierto de resultado, pues así nuestro lector tendrá amplias posibilidades sobre lo que pudo haber pasado, pero si a lo largo de la historia no has dejado muchas posibilidades este desenlace no será apropiado.

Ahora, otra cosa que pudiera ayudarnos es: la omisión de detalles. El autor al omitir detalles ya sea en la descripción del personaje, sensaciones y espacios, recurre al hecho de que son tan horripilantes e indescriptibles para transmitir el terror que producen. ¿Qué logramos con esto? como se a dicho la mente es el motor para el miedo, así que al omitir detalles dejas que la imaginación de nuestro lector salte inmediatamente a sus miedos.

Así que en conclusión, para escribir un relato de terror siempre ten en cuenta que el miedo más intenso es el miedo a lo desconocido.





1 comentario :