The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Herramientas del escritor: Usa a quienes te rodean

Herramientas del escritor: Usa a quienes te rodean


A veces, cuando estamos comenzando a escribir, solemos creer que, para sacar provecho de nuestra escritura, debemos centrarnos en ella y aislarnos de todo lo demás, evitando las distracciones como si fueran mortales. Es cierto que sentimos el proceso creativo como algo individual, pero cerrarnos es lo peor que podemos hacer, puesto que las distracciones sanas (Con ésto no me refiero a vagar en facebook, sino a cosas como un viaje, un nuevo curso extracurricular, una salida al cine con los amigos, un paseo familiar o animarte a hacer servicio comunitario con los niños del hospital más cercano) te ayudan a avanzar en tu historia, aunque no lo creas.
Pero el truco para que ésto suceda es permitir que ellos conozcan a la escritora que llevas dentro. Es decir, debes meter a esas personas en el proceso creativo. No te guardes tu historia para ti, compártela con ellos. 

Sí, sé que muchos estarán pensando que ésto será complicado, porque da corte hablar de algo tan privado, pero créanme: Abrirme respecto a éste tema es de las mejores cosas que mi cabecita ha hecho, pues estoy rodeada de personas únicas (por no decir raras, los amo ♥) cuyas mentes frescas están dispuestas a bombardearme con un montón de ideas que jamás se me habrían ocurrido a mí, ellos me complementan y, aunque tardé en darme cuenta, necesito sus puntos de vista para saber cómo mejorar mi historia. 

Por ejemplo: Si son chicas y quieren asegurarse de que sus personajes masculinos sean realistas, deben mostrárselos a sus amigos (o primos, o tíos, o abuelos, hasta el vecino sexy les sirve para ésto. Es más, si son creativas, pueden usar ésto de excusa para acercarse al chico que les gusta)  y pedirles consejo. Sólo deben decir algo como ésto: Oye, estoy escribiendo una novela, pero no se me da muy bien escribir personajes hombres y no tengo ni idea de cómo actuaría un hombre en ésta escena ¿Me ayudas? ¿Tú qué harías/dirías si estuvieras en la situación de mi personaje?  

Como ven no es nada del otro mundo. Sólo deben explicarle o mostrarle el borrador de la escena. 

 Aun así, si sienten demasiado bochorno ante la idea de mostrar sus personajes, entonces usen otra técnica: La observación. Analicen los gestos de sus compañeros, sus patrones de comportamiento, los comentarios que suelen hacer, las diferencias entre ellos y luego decidan cómo usar todo eso en su historia (suena como a documental de Animal Planet, pero de hecho es justo eso lo que les recomiendo que hagan: Estudien a los hombres con quienes conviven de la misma manera en que los de Animal Planet estudian a los chimpancés en su habitad natural). Ésta técnica también funciona, pero no hay nada como discutir sobre el tema directamente con ellos. Al perderse sus puntos de vista, jamás conocerán todas las ideas que podrían haber obtenido.


Por otro lado, si escriben comedia y están rodeados de personas con mucho humor, obligatoriamente deben llevar un cuaderno y un lápiz cada vez que los vean. Nunca dejen de anotar todo lo que les cause gracia (si se sienten incómodos o culpables haciendo ésto, entonces pídanle permiso a esas personas antes. Prométanles que compartirán la fama con ellos si llegan a publicarte un libro, verán que aceptan de buen gusto). Pero ésto no solo aplica para las historias de comedia, sino de todo tipo. 

Si escriben una historia de romancé, observen a las parejas a su alrededor, pueden hallar rasgos en esas relaciones muy tiernos, divertidos o diferentes que luego podrán usar en su historia. También pregunten a sus amigos, tías, compinches de su madre (Entre otros) cómo han sido sus experiencias amorosas (No, no los estoy mandando a un trauma...Bueno, a no ser que a sus madres les guste hablar de más). Con ésto no me refiero a experiencias amorosas 1313 (malpensados), sino a, por ejemplo, preguntarle a su mamá qué hizo su esposo para conquistarla (o viceversa, también pueden preguntárselo a su padre). Pregunten cómo se conocieron, pidan que les cuente sus anécdotas cómicas o los mayores problemas que enfrentaron, lo que más les gusta al uno del otro. Por ejemplo, mis padres se conocieron de una manera muy inusual y el comienzo de su relación fue bastante cómico, sé que es algo que no se ve casi en las historias románticas y por eso lo usaré en un futuro. Ustedes de seguro también obtendrán anécdotas distintas a las acostumbradas en las novelas rosas.

Éste método también vale para las historias de miedo. Muchos (en especial los mayores) tienen un montón de historias terroríficas qué contar, así sea de pesadillas que hayan tenido.

Pero no es solo tomar nota de las cosas que te cuentan, también debes aprovechar de anotar lo que sucede a tu alrededor (Por ejemplo: Los venezolanos a diario nos encontramos con más de una vaina que...dios, cualquiera se mearía al leerlo. Es decir, aquí todo es diferente, si queremos romper un estereotipo sólo necesitamos mirar al lado para saber cómo darle la vuelta, porque aquí lo normal está de cabeza). Pero, aun si no eres venezolano, estoy segura de que dentro de tu rutina semanal hay varias cosas que no suelen verse en las novelas.


Pasando a otro consejo: Si eres madre, padre o tan sólo convives con niños pequeños (primitos, hermanitos) NO LOS DESAPROVECHES. Los niños son de las mayores fuentes de creatividad que podrás encontrar, si vieras la cantidad de cosas que salen de esas mentecitas...Lo ven todo diferente, es como si su cerebro estuviera hecho de polvo de hadas y vivieran en otro mundo. Hasta J. K. Rowling solía sacar ideas de sus hijas para colocarlas en sus libros, chespirito también hacía ésto (¿O de dónde creen que salió la garrotera y el bailecito que hacía el chavo del "¡Zas, y que yo hacía esto...Y tú aquello..Y que juegabamos...Y Zás...!". Eran rasgos propios de las hijas de chespirito que él decidió imitar en sus personajes).

Bueno, cierro ésta entrada recordándoles que cada persona es un mundo y, si necesitan inspiración, tienen más de un mundo a su alcance para obtenerla.

No hay comentarios :

Publicar un comentario