The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Seis cosas que odio en las historias

Seis cosas que odio en las historias


Como bien es sabido cada novela tiene su propio encanto, pero incluso en mis novelas favoritas he sufrido la angustia de encontrarme con alguna situación, personaje o frase que amenazan con colmar mi paciencia, haciéndome desear ahorcar al escritor(a). Si encuentro estos fallos en novelas que, de resto, son buenísimas, entonces decido ignorarlos, pero en otras son tan insoportables que temo lanzar el libro por los aires (cosa que nunca haría, sólo digo que dichos libros me tientan a anotar un jonrón). Antes de realizar ésta entrada, encuesté a varias lectoras de mi colegio y muchas estuvieron de acuerdo con mis puntos, agregaron algunos más o me hicieron cambiar de opinión sobre otros tantos. Pero bueno, éstos son los  seis que en general hemos acordado:

Una protagonista con infinidad de pretendientes. Con esto me refiero es a esas protagonistas que andan lanzándole los tejos (frase española que significa andar de ligona) a la mitad de los personajes masculinos en la novela. Algunos me dirán la frase de “Mujer con más de un hombre no es descuidada sino prevenida, si una luz se le apaga, le queda otra encendida”, pero no, en mi caso no lo soporto porque la protagonista siempre cree estar enamorada de cada uno de ellos.
Ejemplo:
 “Jared es un caballero, el príncipe con el que siempre soñé…Pero con el no siento la química que tengo con Dylan, sexy Dylan…Ay, y Franco, con ninguno de los dos logro disfrutar conversaciones tan divertidas e inteligentes como las que tengo con Franco. ¡Esto es imposible! ¡Me muero, no puedo elegir!”.
¿Entienden lo que es aguantarse eso durante TODA la novela? ¿Entienden lo difícil que es sentir empatía por una chica que le es infiel a todos y aun así se hace la victima porque, según ella, no tiene la culpa ya que no puede decidirse?

Una protagonista firme, decidida, moral, inteligente y centrada se disfruta muchísimo más que alguien así.

Describir hasta el estampado de las medias que usa la protagonista. Seré sincera; adoro las descripciones del ambiente, de los personajes y de varias cosas en las novelas, siempre y cuando no se vuelvan pesadas. Me gusta que sean cortos y directos a la hora de mostrarme cómo están vestidos los personajes, sólo cuando esto tiene alguna importancia en la historia, como por ejemplo darme una idea acerca de sus formas de ser, de la época, etc… O también si se trata de alguna prenda significativa en la historia. Pero, por favor, no lo hagan si sólo van a decir:

Me pondré éste short, éstas sudaderas y éstos tenis. También me haré un peinado sexy, me maquillaré y usaré medias cortas. Llevaré unos guantes que combinen con mi sujetador…” o “En la secundaría él vestía una camisa de mangas largas, pero luego del entrenamiento se la cambió por una franelilla y al día siguiente, cuando se acercó a hablarme, usaba sólo bermudas y botas de goma. El pijama de mi mejor amiga era rosado…

¿Qué importancia tiene eso en la historia? Si van a describir algo innecesario, al menos denle belleza y originalidad a la manera de describir para que no me dé cuenta de que sólo están rellenando líneas.

Describir el físico de la protagonista con mucha frecuencia. Es un punto parecido al anterior, pero debía mencionarlo por separado debido a que lo he visto mucho en Wattpad. Cuando una historia empieza describiéndome cada mínimo detalle de algún personaje o cuando en cada capítulo repiten como loros cierta característica física, como careciéramos de materia gris y se nos hubiera olvidado de un capítulo a otro, harta. Danos la información vital, pero debes hacerlo de a gotas, de manera ingeniosa.

Las secuelas que no hacían falta. Cuando un libro ha sido la bomba (entiéndase divino), ha resuelto todas las preguntas, ha solucionado todos los conflictos y ha tenido un final perfecto, me molesta muchísimo que el autor decida publicar una secuela que no le llega ni a los talones. Me parece genial que, si nos hemos encariñado tanto con los personajes, quieran permitirnos disfrutar con ellos durante un libro más pero, si lo van a hacer solo para arruinar todo lo que había quedado bien en el primero, no lo hagan. Por citar un ejemplo, mencionaré a las secuelas que se basan tan solo en la llegada de un nuevo chico que viene a poner a prueba el amor que profesaba la protagonista hacia el coprotagonista. ¿De verdad? ¿Qué necesidad hay de eso?

Los mejores amigos perfectos. En más de una historia me he encontrado con personajes como el mejor amigo que es perfecto hasta las pestañas, quien quiere a la protagonista, la respeta y  babea por ella, pero siempre termina como el otro chico o, en otros casos, resulta ser gay y rompe todas nuestras ilusiones como espectadoras. Cuando alguien es tan perfecto como estos amigos, no resulta creíble y, por lo tanto, no llegan a significar mucho para nosotros. Por eso prefiero mil veces las historias donde la protagonista se rodea de amigos más humanos, con pequeñas malicias y defectos.  Y, aparte de esto, también me parece muchísimo mejor que no se limiten a mostrarlo tan solo como el chico que no tiene ni un chance, sino que se tomen el tiempo de hacernos empatizar con ellos, de mostrarnos sus pensamientos y sentimientos.

El sobreuso del ceño fruncido. ¿No se han topado con esas historias en las cuales, la protagonista, solo se defiende frunciendo el ceño? Es como que la tumban por las escaleras y ella frunce el ceño, o le rompen los cuadernos y ella frunce el ceño. Existen muchos otros gestos con los cuales reaccionar, hay infinidad de movimientos que podría realizar o, mejor, frases inteligentes con las cuales dejar al otro en su lugar. Con esto no sugiero que se enzarce en una pelea de gatas cada vez que le hagan una broma pesada, pero es mucho más divertido leer que se defienda con un comentario sarcástico, una pregunta retórica o un comentario que le deje al otro los trapitos al sol.

Para terminar ésta entrada, no digo que estas cosas deban ser borradas de las millones de historias escritas y por escribir, sino que, si van a usarlas, traten de hacerlo con ingenio para que no se vuelva desquiciante. 

2 comentarios :

  1. Jjajajaj Me he divertido mucho leyendo esta entrada XD Es gratificante ver que con respecto a este asunto tenemos la misma perspectiva ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. wow, sí es que necesitaba decirlo, hay situaciones que me dejan mal xD y tenía que soltarlo :p

      Eliminar