The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Artículo: Lectura en la actualidad

Artículo: Lectura en la actualidad

¡Holu, Wattyvengers! Hace poco, antes de salir de secundaria *llora por el cambio (?)*, hice un artículo de opinión sobre la situación de la lectura en mi país (México), y la preferencia de las personas al leer, ya sea en e-book o en un libro físico. Teniendo en cuenta que este blog está dedicado a la lectura, no me parece mala idea publicarlo aquí, pues es información que nunca está de más.

La lectura, en la actualidad, es un hábito que se ha estado dejando de lado, y esto se debe mayormente a los medios de comunicación ―teniendo la televisión y redes sociales mayor impacto―, que absorben nuestro tiempo cuando en realidad, frecuentemente, no estamos dándole una función útil.
En México esto se ve reflejado en estadísticas. Según cifras de la UNESCO, nuestro país ocupa el penúltimo lugar en consumo de lectura, de 108 en total.
El fomento de este hábito es tarea de todos, y aunque ya existen campañas y actividades ―un gran ejemplo es la Feria Internacional del Libro―, no es suficiente. Es algo que se debe enseñar desde casa, desde pequeños, pues es más difícil en la adolescencia, donde muchos toman la literatura como una obligación y algo aburrido, pues ya se dejan influenciar por los medios con mayor facilidad. Ahora se prefiere estar día y noche frente a la computadora o el móvil haciendo cualquier cosa, productiva o no, sin dejar un espacio para relajarse, eso que muchas veces un buen libro puede brindarnos.

Existen demasiados géneros literarios, que parece imposible que alguien no pueda encontrar uno que se adecue a su estilo. Desde ciencia ficción, romance, aventuras, y una larga lista. La Encuesta Nacional de Lectura 2012, lanzó entre sus resultados que 2.9 es el promedio de libros que un mexicano lee en un año, aunque hay quienes no están de acuerdo con esto, pues, al parecer, no se toman en cuenta otros posibles factores, como lo son las personas que prestan sus libros o quienes asisten a las ferias que se realizan, sino que se basan únicamente en las librerías ―las cuales son pocas― y sus ventas.
Por otro lado, existe la controversia de que los libros de antes eran los mejores, que los modernos son malos. En realidad, cada quien tiene un punto de vista diferente. Para gustos hay colores y, en este caso, infinidad de libros, y aunque, en efecto, la literatura contemporánea es diferente, no se puede comparar con la de antes. Ahora se basa, más que nada, en la imaginación del autor y la innovación de ideas, en cambio, antes se utilizaba ―y no quiere decir que haya dejado de ser así― un lenguaje más estilizado, se hablaba de la situación de ese entonces y había una forma de pensar acorde a ésta, sin mencionar que había temas de los que no podían hablarse con facilidad, aquellos en los que ahora hay más libertad.
No obstante, estas comparaciones entre literatura contemporánea y de antaño vienen más de la mano con las novelas, y es que, a pesar de que las estadísticas arrojan resultados diferentes, bien es cierto que muchos adolescentes se han interesado poco a poco en la lectura de éstas y, por esa razón, nace la idea de que no son una buena lectura, pues «no tienen un mensaje o propósito» o algo que «valga la pena aprender», que son «basura», según algunos, y muchas veces también viene de que hay libros que tienen cierta forma de escritura que no convence al lector, pero eso depende del gusto de cada quién. A pesar de ello, las novelas en sí, siguen teniendo éxito.
Contrario a esto, no quiere decir que porque el «mensaje» no esté explícito, no lo tenga, al contrario, puede que las situaciones planteadas nos ayuden a identificar el mensaje que el autor nos quiere enviar a través de éstas, y es que, aunque no lo parezca, cada lectura nos deja una parte de ella, un aprendizaje o una lección, independientemente del género.
Relacionados a esta situación, y que están más que nada presentes en estos últimos años, son los e-books ―libros electrónicos o en formato digital―, pues con la tecnología influyendo en nuestro mundo día a día, hay quienes prefieren este formato sobre los libros en papel, y viceversa, para los que no hay nada como el olor de las hojas de un libro.

Por distintas razones, las personas deciden que es mejor un e-book, entre ellas el precio ―ciertamente más bajo―, aunque es bien conocido que existen páginas en las que se puede descargar un libro totalmente gratis, pues hay personas dedicadas a traducirlos y compartirlos en Internet.
También, y esto favorece más que nada a los adultos mayores o personas con problemas de la vista, está la opción de hacer la letra más grande.
Es probable que los anteriores factores también influyan en el promedio de libros que se leen al año, porque si se tomaran en cuenta, tal vez habría, aunque sea, un ligero ascenso.
Los amantes de los libros físicos tienen un apego más sentimental a éstos, y argumentan que en los aparatos electrónicos que se lee, en efecto, se puede dañar la vista ―aunque es algo que se da por sentado―, pero algunos de los e-readers ―lectores de libros electrónicos, como se les conoce últimamente― sostienen que eso sólo hará que más árboles sean talados pero, aunque es un hecho lamentable, es muy poco probable que estos libros se dejen de producir en un futuro cercano, por la demanda que aún tienen.

A pesar de eso, otros dicen estar abiertos a ambas opciones y leen, tanto en formato digital como en físico.
El avance de la tecnología no sólo beneficia a los lectores, también a los escritores, puesto que hay muchas páginas hechas especialmente para ese propósito: escribir ―un ejemplo de muchos, es Wattpad.com, que permite que personas de todo el mundo lean lo que escribes y, si tienes mucho éxito, pueden hasta publicar tu libro, cómo no, en formato físico o, por otros medios, digital.
Al final de cuentas, lo que importa es leer y disfrutar de los mundos que los libros nos ofrecen en sus pasajes. Nos trae muchos beneficios, además, porque leyendo ampliamos nuestro vocabulario, aprendemos a escribir, tener ortografía y, sobre todo, a comprender. Es probable que una vez encuentres el libro perfecto para ti, no puedas dejar de buscar más. Vamos, hasta es posible que te den ganas de escribir tu propio libro.
Hay que fomentar la lectura no como una obligación, sino como un pasatiempo, una solución. No hay que juzgar a un libro por su portada, pero tampoco por su género y, mucho menos, por la época en la que se escribió.
Recordemos que recordar que cada obra tiene su propósito y es la forma en la que los escritores se expresan.
Escuchémoslos y aprendamos con ellos y de ellos.


4 comentarios :

  1. Todo lo que dices es cierto u.u
    PD: Me agradas ;)
    PD1: Acabo de descubrirlos
    PD2: Son geniales 7u7

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hahaha, ¡gracias! :D
      Y es genial que nos descubra la gente, sentimos que nuestro propósito se cumple. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Acabó de encontrar tu blog y e parece que toda la información que contiene es extremadamente útil. En concreto sacaré provecho de tu entrada sobre los Book trailers.
    Te sigo sin dudarlo, pasaré más a menudo por aquí para aumentar mis conocimientos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! :D

      En este blog participamos catorce personas, por cierto. ¡Y gracias! Es un gusto que nos hayas encontrado.

      ¡Saludos! ^_^

      Eliminar