The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: El desprecio al escritor novel

El desprecio al escritor novel



¿Qué tal, Wattyvengers? Hoy no traemos una entrada normal. Esta entrada es un poco para moralizarnos y no hundirnos cuando la gente que conocemos se burle de que escribimos. ¿Y quien puede contarlo mejor que yo, quien ha sufrido acoso y bullying por casi cuatro años?

Obviamente, mi caso no es solo por escribir, claro está, pero eso no quiere decir que no interfiera tampoco. Yo, quien escribo literatura homosexual y homoerótica y soy lo que se denomina una fujoshi (amante de los gays) he sido objeto de burla muchas veces. Me han gastado bromas pesadas que me han hecho llorar cantidad de ocasiones. He llegado a cortarme por ello, cosa de lo que no estoy orgullosa.

Pero dudo que vuestro caso sea tan extremista como el mío, así que nos centraremos en los aspectos básicos del desprecio al escritor novel.

¿En qué consiste esto? Las personas a tu alrededor física como virtualmente pueden llegar a burlarse de lo que haces o te apasiona. Pueden soltar comentarios como "¿Sabéis que Fulanito escribe esto?" haciéndote creer que está adulándote, pero en realidad la sonrisa que lleva en la cara, los gestos, la mirada, sus movimientos, están llenos de burla.

Y es que si he aprendido algo a lo largo de los casi cuatro años de acoso escolar que he vivido, es que la gente es extremadamente hipócrita. Según estudios, 1 de cada 1000 personas puede ser un buen amigo, pero, ¿qué pasa con las otras 999? Personas que pueden llevarse bien o mal entre ellas, llevadas por el azar. Personas que para mí no merecen la pena. Personas con las que, sinceramente, prefiero no estar.

¿Qué puedes hacer ante este tipo de gente?



Sé que va a sonar muy típico, pero hay dos formas de encarar la situación. Una de ellas fue dicha por mi psicólogo, y la otra por mis amigos. No os voy a decir quién dijo cual porque es obvio que escogeréis la del psicólogo, sin embargo, quiero daros la opción de elegir. Cualquiera de las dos es buena y mala en su medida.

La primera medida es a la que las personas más inquietas les suele costar. Ignorarlos completamente. Es decir, cuando te digan una frase de esas, haces como si no los oyeras y te vas. No los miras, no les hablas, haz como si no les oyeras. Sólo vete y déjales en paz. Lo que tiene que importarte es cómo te sientas tú escribiendo. Mi sensación al escribir es de desahogo. Puedo hacer lo que quiera, imaginarme su cara y ponerles otro nombre y aspecto, y jugar con ellos. Torturarlos, matarlos, hacerles sufrir o incluso hacerles felices. ¿No es bonito el arma letal de la escritura? Simplemente tienes que sentirte orgulloso de lo que haces y que ese puñado de mierda, porque es lo que es, no influya en tus decisiones.

Este método es bueno para gente tímida, aunque en gente nerviosa causa más impresión. Es decir, si eres una persona que siempre está gritando y enfadándose, si cuando te hacen un comentario de esos y les ignoras, la gente se quedará muy sorprendida, porque pensaban que ibas a reaccionar gritando. Sin embargo, si ya eres una persona tímida o callada, como en mi caso, no hará efecto. Debo decir que este es el método que uso porque no me veo capaz de emplear el que describiré a continuación, aunque os dejaré un vídeo que mi amiga (MiawWritter) me recomendó ver y que realmente merece la pena.

El segundo método es completamente contrario al primero. Sinceramente, nunca lo he probado. No sé si funciona porque me educaron de forma que me comportara como el primer método contra esta gente, pero aún así, os lo digo.

El segundo método, es contestar. Si te insultan o te dejan en evidencia, no dudes en insultarlos, contestar de manera ingeniosa o incluso golpearlos. Eso les acojonará. Sin embargo, al igual que yo, habrá mucha gente que piense que no es capaz de idear una buena contestación ante un caso como ese. Ese momento en el que te quedas petrificado, aunque tu respuesta sea la más absurda del mundo, díselo. A medida que la discusión avance, te saldrán mejores contestaciones. Y si llega al punto de que tienes que pegarle, NO te cortes. Si es uno, puedes pegarle no demasiado fuerte, pero, imagina que son tres. ¡Dale lo más fuerte que puedas! Si le sacas sangre, mejor. Así los otros dos se acojonarán y se irán, y te puedes asegurar que no volverán a decir nada.

Por supuesto, este método sería mejor para personas tímidas o calladas. Imagínate que eres así y de repente te cabreas, insultas y les pegas. Es como el método anterior, les sorprenderá.

Bueno, en esta entrada más bien enseño métodos de autodefensa ante cualquier insulto, pero, bueno, qué más da.

Os dejo aquí un vídeo sobre cómo contestar los insultos para gente tímida, ¡espero que os guste! :)




Bueno, espero que os ayudara. En su momento este vídeo me ayudó mucho, y aunque aún no usé el método, me siento más segura sabiendo que no es tan complicado usarlo.

2 comentarios :

  1. Holaaa, me encanta esta entrada y tus métodos están bastante interesante... paso a invitarte a que pases por mi nuevo blog, soy una antigua blogger, pero estoy estrenando blog nuevo, es más, mi primera entrada es una reseña, me encantaría que te pasaras y me digas que piensas:
    http://justapieceofheaven.blogspot.com

    Espero verte por allá, graciaaas <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la entrada :D Espero que te ayude ♥

      Eliminar