The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Las preguntas socráticas

Las preguntas socráticas


Las preguntas socráticas son interrogantes empleadas para forzarte a pensar, teniendo como objetivo conseguir que profundices en algo que dabas por sentado.  Ésta presión es un catalizador de la creatividad; cuando te presionas a analizar algo que antes solo conocías superficialmente, las ideas saltan como grillos dentro de un pastizal que te atreves a explorar. Emplearlas al planear tus historias no solo te brindará ideas novedosas, sino también te mostrará lo que no funciona, lo que necesita ser cambiado. Obtendrás un dominio más poderoso acerca de lo que estás creando y una visión más clara sobre lo que quieres lograr con ello.

Son preguntas que debes hacerte a ti mismo pues ¿Quién más te conoce tanto? Las respuestas que necesitas siempre estarán dentro tuyo, cursi pero cierto. Lo único que necesitas es saber realizar las preguntas correctas; éstas serán las palas que te permitirán escarbar tu mente, donde todos los tesoros están enterrados. Se requiere esfuerzo y paciencia, pues una buena respuesta sale de una larga meditación. 

No obstante, como el principal objetivo de las preguntas socráticas es sacar a la luz las verdades interiores que desconoces, debes empezar respondiendo lo siguiente:

  • ¿Qué es lo que te gustaría escribir? 
En el caso de que te encuentres trabajando en una novela ¿Ésta pertenece a ese género que tanto te fascina? Si la respuesta es no ¿Por qué te fuerzas a escribirla cuando existen alternativas que te gustarían más? Generalmente, cuando sucede ésto, se debe a la falta de confianza en uno mismo. Por ejemplo: Admiras tanto el género de ciencia ficción que no crees poseer la suficiente destreza para escribir algo de ese estilo, entonces te limitas a otra cosa en apariencia más sencilla. Escribir algo que no te llena es la peor decisión posible por una sola razón: Tu tampoco querrás llenar esa historia.

  • ¿Por qué te gustaría escribirlo? 
En algunos casos, las personas quieren escribir porque aman la lectura y se saben capaces de añadir su parte al mundo literario. ¿De verdad sientes amor hacia el arte en el que te estás introduciendo? Si desde pequeño ha sido tu sueño, entonces adelante. Pero, si se trata de una decisión reciente, debes tener cuidado con los motivos que te han empujado a éste proyecto. ¿Por qué? ¿Qué te sucedió? ¿Cuál es la razón que rellena éste deseo?

  • ¿Para qué te gustaría escribirlo?
Uh, uh... ¡Mucho cuidado en éste punto! Si lo primero que llegó a tu mente fue la fama y el dinero de los grandes autores, entonces detén el coche y no sigas escribiendo hasta encontrar un motivo con significado. Los billetes, el reconocimiento, el poder...Son tentaciones nocivas. Cuando los vuelves tu horizonte en la vida, ten por seguro que no crearás nada bueno; siempre optarás por el camino seguro ya que, de la misma manera en que quieres ganar dinero, no quieres perder dinero. ¿Qué significa ésto? Copiarás las ideas que siempre se han vendido como palomitas, aun cuando sea literatura basura, aun cuando lo que el mundo necesita es alguien que se arriesgue a decir las cosas que la sociedad debe aprender. Gran parte de la humanidad siempre ha preferido aquello que la entretiene por sobre aquello que la ayuda, prefieren escuchar a los bufones antes que a los sabios, prefieren hacer lo fácil y no lo difícil. Pero, al final, ¿qué es lo que te da una mejor vida? lo que te ayuda, ¿quienes pasan a la historia? Los sabios, ¿qué es lo que consigue transformar al mundo? lo difícil. 

Si escribes para darle a la sociedad lo que quiere, es porque solo te interesa el dinero. Si escribes para darle a la sociedad lo que necesita, es porque sabes que el dinero no vale una mierda.
Si le hubiese preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido. Henry Ford

  • ¿Cuándo planeas escribirlo? 
Ésta pregunta es fundamental. Es muy bonito soñar pero, si no te pones plazos de tiempo, lamento decirte que no se va a cumplir. Para que tu sueño se convierta en un objetivo, debes plantearte una fecha de inicio y otra de fin. Más importante aún: Debes tomártelo en serio. ¿O crees que Michael Jordan, Carlos Saúl, Abraham lincoln, Steve Jobs y todos los personajes exitosos se tomaron sus metas a la ligera? Lo que te propongas, estás obligado a cumplirlo. Las fechas NO las puedes modificar cada que te dé flojera seguir. Si ese es el caso...Luego no preguntes por qué no lo lograste. 

Se trata de un compromiso de vida o muerte. Sino te entregas por completo, toda posibilidad de alcanzar tu meta morirá.

  • ¿Cómo planeas escribirlo? 
¿En primera persona, segunda, tercera? ¿Usarás el tiempo pasado o el tiempo presente? ¿Usarás un cuaderno o la computadora? ¿Cuántas horas le dedicarás al proyecto? ¿Qué días trabajarás en él? ¿Conseguirás Beta Readers para contar con opiniones externas sobre tu avance?

Aquí es donde debes diseñar la estrategia que te llevará a donde quieres llegar. Una vez hayas respondido el cuándo y el cómo, tus sueños dejarán de ser nubes flotando por el aire; se habrán convertido en objetivos claros, en planes coherentes y posibles.


Excelente. Ahora que hemos analizado las verdaderas razones por las que deseamos escribir, podemos continuar con la siguiente clase de preguntas: Las creativas. Éstas funcionan como un interruptor de luz; en cuanto las formulas tu cerebro se vuelve loco al intentar dar con una respuesta y, entre más lo intenta, mejor queda el resultado. Para crear algo nuevo, siempre debes dudar de lo que ya existe. Las dudas son tu arma a la hora de adentrarte en el mundo del verdadero descubrimiento. Tienes que cuestionarlo todo. 


No aceptes que alguien más tiene razón hasta haber fallado en todos los intentos de demostrar que está equivocado. No aceptes que tu mismo tienes razón hasta haber fallado en todos tus intentos de demostrar que estás equivocado. 
Te dirán que trates de probar que estás en lo cierto. Yo te digo que trates de probar que estás equivocado. Louis Pasteur.
Por ejemplo: 

¿Por qué las historias solo pueden tener un final feliz o un final triste? ¿Por qué no se puede probar con algo agridulce? ¿Cómo sería un final de ese estilo? 

¿La única manera de lastimar al lector es matando al personaje más querido? ¿No existen otros sufrimientos más trágicos y dolorosos que ese?  

¿La estructura actual que obedecen todas las comedias románticas juveniles de verdad es la mejor opción? ¿Aun cuando se ve tan oxidada? 

¿Por qué cierta parte de la literatura para niños ha ganado tanta fama y adoración entre los adultos? ¿Qué es lo que les atrae de ella? 

¿De verdad ésto tiene que ser así? ¿Estoy segura de que no hay otras opciones? ¿Cómo podría cambiarlo? ¿Cuántas opciones podrían existir? ¿Cuáles serían las mejores? ¿Por qué serían las mejores? ¿Por qué si? ¿Por qué no? ¿Por qué, por qué, por qué...?


¿Captan mi punto? Si quieren innovar, deben dejar de aceptar las cosas tal y como están ahora. Acostúmbrense a colocar la realidad actual en tela de juicio. No se pregunten solamente cómo mejorar lo que está mal, sino también cómo mejorar lo que parece que va de maravilla. Todo necesita ser renovado; El avance de la humanidad solo se puede conseguir cuando la obligamos a enfrentar continuas transformaciones.

Prosigamos con las siguientes preguntas creativas: 

¿Y si...? ¿Qué pasaría si...?

Exactamente. Aunque se sientan cómodos con sus planes actuales, no teman plantearse qué sucedería si optaran por tomar otro camino. Aun si creen que la trama de su novela va de bomba, dediquen unos minutos a fantasear con  cambios completos. Usen el poder de su mente para pensar qué tanto cambiaría la historia original si ciertos eventos no se hubieran dado de la manera en que lo hicieron, si le modificáramos la forma de ser a ciertos personajes, si omitiéramos ciertas escenas o frases, etc...

Por ejemplo: 

¿Qué pasaría si decidiera no incluir villanos en mi historia? ¿Y si mi protagonista no trabajara de maestra, sino de arqueóloga y descubriera un esqueleto perteneciente a una especie desconocida? ¿Que pasaría si en vez de descubrir un esqueleto, encontrara una caja que guarda los papeles donde un antiguo investigador escribió un descubrimiento terrible acerca de los gobiernos? ¿Qué pasaría si la protagonista de la historia no es la arqueóloga, sino la mercenaria que debe asegurarse de que nadie delate los planes de la conspiración mundial? ¿Y si no llega a tiempo para impedir que la información sea divulgada en todo un pueblo? ¿Y si, para evitar que el secreto se esparza por el resto del mundo, le encargan contaminar el agua que consumen todos los habitantes del pueblo para infectarlos con una epidemia mortal? ¿Y si, cuando ya es demasiado tarde, descubre que entre las personas que enfermó también se hallaba su hermana menor?

Éstas preguntas te sumergen dentro de un torbellino de infinitas posibilidades, donde puedes cambiarlo todo tantas veces como quieras.

1 comentario :

  1. Me gustó la frase de Ford. La acabo de leer hace una horas en un curso de SEO

    ResponderEliminar