The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: ¿Cómo resolver la presión por falta de tiempo?

¿Cómo resolver la presión por falta de tiempo?



Todos los escritores tenemos una vida; estudios, trabajo, familia, necesidades. Llevamos en nuestra conciencia otras responsabilidades que son, inclusive, más importantes que nuestras novelas, especialmente si ocupamos la escritura como un mero hobbie, como algo que nos hace felices y nos distrae de nuestros oficios. 

Cuando tienes un hobbie, siempre corres el riesgo de dedicarle más tiempo del debido, dejando de lado las cosas más importantes en tu vida. Al principio dicho abandono no te ocasionará problemas; la pasarás bien, pues al escribir y publicar más seguido obtendrás más seguidores, votos y comentarios. Pasarán las horas del día sin que puedas sacar de tu mente las escenas que quieres narrar, el final perfecto para el siguiente capítulo o los nuevos personajes que deseas introducir en la historia. 

No obstante, tarde o temprano las obligaciones que dejaste en segundo plano comenzarán a darte factura y es allí donde te darás cuenta de que dedicarle tanto tiempo a tu hobbie te trajo más problemas que beneficios. 

Este es un problema que atraviesa gran parte de los escritores en Wattpad puesto que todavía son estudiantes y no precisamente de literatura. Son personas que aman las letras, sí, pero cuya felicidad también recae en sacar una carrera diferente (ingeniería, medicina, educación, diseño...) y para ello necesitan poner primero sus estudios.  

Pero ¿Qué sucede después de que comienzan a publicar en Wattpad y obtienen un número considerable de lectores? El hobbie deja de sentirse como un pasatiempo y se transforma en un peso, una obligación, una mala adicción. ¿Por qué digo mala? Porque, cuando te centras solamente en escribir y dejas de lado tus estudios, comienzas a sentirte culpable; sabes que cada minuto que pasas escribiendo te aleja de tu otro sueño, el de graduarte como ingeniero, doctor, profesor, diseñador, etc.

Pronto te das cuenta de que tus compañeros de universidad entienden más que tú, se adelantan en los contenidos y responden correctamente las preguntas del profesor. Pero tú no, porque la noche anterior estuviste escribiendo o pensando qué escribir, y eso hace que te sientas horrible. 

Ahora supongamos que aparte de escribir no solo tienes la obligación de estudiar, sino que también debes atender un blog, ayudar económicamente a tu familia, encargarte de pasear/peinar/bañar/alimentar a tu perro, acordarte de mantener contacto con tus amigos para no perderlos, terminar de leer el libro que compraste, limpiar la casa, preparar tus comidas y dios sabrá qué cosas más cada semana...Si has llegado a enfocarte solo en la escritura, el no atender todo lo demás generará consecuencias que no tardarán en asfixiarte. 

Llega un punto en que simplemente explotas, son muchas cosas acumuladas, no puedes con todo y la primera solución que llega a tu mente es la de reducir responsabilidades; decides mandar a la quinta china tanto como puedas. No quieres volver a sentirte incompetente en clases, ni escuchar los regaños de tu familia a causa de tu poca contribución en la casa, ni sentirte culpable al ver que tu perro está sucio, triste y aburrido...Detestas que todas esas cosas  y más te hagan sentirte pésimo.
Es por eso que, para sentirte mejor contigo mismo, piensas que es el momento de ser responsable, de poner primero lo que debe ir primero...Es decir, decides con puño firme que es el momento de sacar de tu vida al culpable de todos tus problemas: El hobbie, escribir. Renunciarás a tu blog, renunciarás a tu novela, renunciarás a todo aquello que solo ejerza una presión innecesaria sobre tu ya afectada vida y de esa manera todo será mejor. 

El problema reside en que renunciar no es la solución. ¿Cómo una persona que no pudo ser constante con su novela, con su blog (dos cosas que le hacían feliz), puede ser constante con su carrera? Cuando la misma comience a causarle la misma presión, también abandonará. 

Sé que en el momento parece que olvidarse de la escritura es lo más sano, pero no es lo correcto, ni para ti ni para los lectores que has conseguido. Lo que necesitas hacer es equilibrar tu vida; crear un calendario, organizar tus quehaceres y obedecer dicha organización cueste lo que cueste. 

No fue tu hobbie quien te trajo todos esos conflictos, fue el hecho de que no supieras organizar tu tiempo. Cuando uno aprende a ordenar las cosas, siempre tiene tiempo para todo, siempre consigue triunfar en lo que empieza. Por eso, si en algún momento la presión de todas tus tareas te agobia, no renuncies a ninguna, solo date cuenta de que necesitas organizarte.

¿Cómo hacerlo?


Lo primero es crear el hábito de acostarte temprano para que puedas levantarte temprano; descansarás mejor y tendrás más horas productivas.  Luego de ésto, usa lo que tengas a la mano (cartulina, hoja, cartón, lo que sea) para crear un calendario semanal, similar al horario con que los colegios organizan las materias que verás cada mañana: Decide qué horas del día lunes dedicarás a qué tareas, por ejemplo, de las 8:00 a.m a las 12:00 p.m serán horas de estudio, de las 2:00 a las 2:30 saldré a pasear al perro, luego estaré hasta las 4:30 ayudando con los quehaceres de la casa, etc. Haces lo mismo con el resto de los días de la semana, dedicando un mayor número de horas a esas actividades que tengan mayor importancia para ti. 

En mi caso, he decidido dedicar solo dos horas a la semana a mi novela, dos horas a la semana al blog, seis horas diarias al estudio y una hora cada día a la lectura. Llevo con ese horario cerca de tres semanas (creo) y puedo jurar que crearlo ha sido la mejor decisión de mi vida, porque ahora el estrés no me enferma. Antes sentía que los días no me daban suficientes horas para cumplir con todo, ahora incluso me sobra tiempo. Por eso creí que sería una buena idea escribir ésta entrada, quizá alguien más esté pasando lo mismo que yo pasé antes y leerla le sea de ayuda.

1 comentario :

  1. Te entiendo completamente. Yo soy muy desorganizada. Pero siento que abandonar lo que más me gusta no es la solución. He intentado establecer horarios pero como jamás los anoto esto hace que no cumpla con todo. Yo realmente tengo horarios pre-fijados (Ej: Colegio, instituto de ingles) entonces siento que debo adaptar mis horarios a esto. Pero realmente pienso que este año debo comprar una agenda que llevar siempre conmigo. No puedo seguir así. Porque siento que escribir es mi sueño. Leer es mi pasión y si la abandono mi vida sería completamente deprimente. Además de que tengo muchísimos libros que me compran pero no puedo empezar a leerlos porque no tengo tiempo. Reparto mal las horas a veces. Me paso tiempo leyendo que debería usar para hacer tareas del colegio y tareas de casa.Luego o me siento mal por no hacer las cosas o me molesta que me recriminen que no hago algunas cosas.
    La verdad esta entrada es muy útil...!!
    Por cierto me parece que eres una gran escritora y consejera!! (Lei casi todas tus entradas (? )

    ResponderEliminar