The Wattpad Avengers - Blog de Reseñas y Ayuda a Escritores: Experimento polifásico: Viviendo en modo Uberman

Experimento polifásico: Viviendo en modo Uberman


Es imposible escuchar acerca del método Uberman y mantenerse indiferente al respecto, al menos para quienes tienen un espíritu emprendedor, pues todo emprendedor desea tener más horas productivas para poder conquistar el mayor número de metas posibles. 

Sin embargo, debemos admitir que es un método bastante radical, tanto que incluso da algo de miedo (¿Reducir tanto las horas de sueño es sano? ¿No me volveré loco? ¿Cómo puede ser posible?). Por eso, con el objetivo de comprobar por mi propia cuenta qué tan recomendable es realizarlo, he decidido ponerlo en práctica durante cuatro meses y subir una entrada cada tantos días para contarles cómo me va con ésta nueva rutina de sueño. 


¿ Qué razones tengo para ofrecerme de conejillo de indias? 


La razón principal es que soy una mujer curiosa y quiero averiguar cuáles son los límites de mi cerebro (¿será capaz de trabajar con tan solo dos horas de sueño al día?). Después está el hecho de que tengo un montón de propósitos encima (terminar las dos novelas que tengo en Wattpad, leer cincuenta libros éste año, ser más activa en el blog, aprender francés, dibujo, diseño gráfico, matemática y programación), si a eso le sumamos mis responsabilidades matutinas (hacer el desayuno y la cena, atender mis mascotas, ayudar a mi madre, ingeniármelas para ganar un dinerillo, etc) y añadimos la atemorizante proximidad de mi comienzo de clases en la universidad, es bastante obvio que una vida monofásica no me daría tiempo para cumplir con todo. Si siguiese durmiendo ocho horas diarias, lo más seguro es que tuviese que renunciar a muchos de mis proyectos personales (la lectura y la escritura, por ejemplo), lo cual me volvería miserablemente infeliz. El método Uberman representa mi única esperanza

Debo mencionar también que soy ese estilo de escritora que es atormentada por bloqueos cada dos semanas (los cuáles duran lo que les venga en gana -.- Justo ahorita llevo más de un mes sin actualizar mi historia), por lo que también quiero averiguar si vivir en modo Uberman aumentará mi creatividad y mis ganas de ponerme manos a la obra. Es decir, el beneficio de los sueños lúcidos no me vendría nada mal. 

Muchos aquí de seguro atraviesan circunstancias similares y se ven atraídos hacia los beneficios que supone adaptarse al modelo, pero no están seguros de querer intentarlo, o quizá no saben cómo lograr acostumbrarse a una reducción tan drástica de las horas de sueño. Yo tampoco sé cómo hacerlo, pero iré contándoles cómo me va con todo ésto. Puede que mis experiencias ayuden a quienes están interesados en el tema. 


¿Cuál será mi estrategia? 


Tomaré siestas a la 1:00 a.m, 5:00 a.m, 9:00 a.m, 1:00 p.m, 5:00 p.m y 9:00 p.m. Como sé lo difícil que es despertarme cuando estoy soñando, colocaré la mayor cantidad de alarmas que consiga (Hasta los momentos solo he conseguido dos: La de mi celular y ésta de ordenador, suena bastante fuerte, se las recomiendo). ¡Nunca son suficientes! Entre más alarmas, mejor. 

También compraré unas gotas de colirio (lágrimas falsas para los ojos resecos). Sin ellas sería imposible mantener los ojos abiertos durante tanto tiempo.

Además, para mantener la motivación armé una lista de canciones que, espero, me ayude a conservar las fuerzas cuando sienta que me estoy muriendo de sueño.

Estaré consumiendo vitaminas y mucha, mucha agua, pues cuando sufres un déficit de alguna vitamina o te deshidratas sientes más cansancio del habitual, así que tendré que estar muy pendiente de ésto.

Durante la primera semana procuraré mantenerme ocupada, así mi cerebro no tendrá chance de ponerse a pensar en regresar a la cama, pero sin abusar; no quiero jugar a cansarme. También evitaré la cafeína, pues podría interferir con mis veinte minutos de descanso.

Supongo que el resto iré planificándolo sobre la marcha, cuando entienda cómo es pasar los días en modo Uberman. Esperemos que la mayor parte de los cambios que ésto traiga a mi vida sean positivos.

4 comentarios :

  1. Yo lo quiero intentar:c se ve demasiado kul, pero ahora que empiezo el cole, no sé cómo podría hacerlo, ya que no puedo dormir siesta en el colegio:v Intentaré en mis proximas vacaciones uvu

    Saludos:33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, bueno, teniendo esa clase de compromisos es todavía más difícil comenzar algo así. Pero creo que acomodando las horas un poco, podrías tomar las respectivas siestas durante el recreo...Sé de dos hombres que lo hicieron así. Leí sobre un ruso que se llevaba un cojín en la mochila, unos tapones de oído y unos cubreojos (no sé cómo se le llamen), pues solía tomar la siesta a mitad del trabajo. Y, el otro, se las arreglaba para dormir en medio de las clases universitarias.

      Yo tendré que ingeniármelas también cuando empiece en la universidad...Estará peliagudo.

      ¡Gracias por comentar! ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. Vaya, yo también lo intentaré estas vacaciones (empezaré mañana) Pero viendo el comentario anterior, realmente no sé cómo le haré cuando regrese a la preparatoria, por que, no tendría un lugar para dormir dentro de la escuela, las aulas se cierran en el receso, además de que practico deportes un poco pesados apenas saliendo de la escuela, por lo que saltarme el desayuno no es una opción :( ¿Alguna sugerencia?

    ResponderEliminar
  3. Vaya, yo también lo intentaré estas vacaciones (empezaré mañana) Pero viendo el comentario anterior, realmente no sé cómo le haré cuando regrese a la preparatoria, por que, no tendría un lugar para dormir dentro de la escuela, las aulas se cierran en el receso, además de que practico deportes un poco pesados apenas saliendo de la escuela, por lo que saltarme el desayuno no es una opción :( ¿Alguna sugerencia?

    ResponderEliminar